La Música Musa

Ya anteriormente os hablé sobre la música como elemento fundamental inspirador. La música no solo es una fuente importante de inspiración en mi ámbito de trabajo, estando muy presente en el contenido y los detalles de las piezas que ideo y saco, sino que además es una parte importante en mi vida personal. Ya, esto no es nada insólito, pero ¿sabéis esa sensación de que en una historia de amor, en el sexo, o en una historia tormentosa, algo te hace sentir única, que nadie te entiende o que el resto del mundo no existe? Pues ocurre siempre en el taller, con la música, en algún momento del día.

Podría clasificar las etapas de mi vida por estilos de música y recordar discos o temas que titulan momentos, al igual que con algunas colecciones, piezas o trabajos de moda.

Cuando era más joven me descubrí como creativa y entendí que mi profesión tendría que estar enfocada a la moda cuando, paradójicamente, en mis discmans solo sonaban discos de rock, gothic, heavy o blackmetal, siempre me fascinaron los vestidos que llevaban Cristina Scabbia y Tarja Turunen en sus directos. Por esto lo tuve muy claro a la hora de realizar mi primer proyecto final: una colección de abrigos gòticos, que desfiló con mi tema favorito de Dark Tranquility, The Wonders at Your feet. La cosa comenzó a complicarse cuando seguí evolucionando, conociendo gente, y llegué a Valencia; La colección Indigent que presenté en Valencia cuando finalizaba mis estudios, estaba inspirada en la música ancestral de Fever Ray, aproveché una mala época para sacar una colección de lo más visceral. Diseñé y elaboré entonces mis primeros collares que recordaban a marshmallows, que junto a lencería del proyecto final delatarían que definitivamente me había desencasillado de cualquier estilo o subcultura. El proyecto de lencería se ideaba mientras escuchaba en bucle el disco Star, Restart, Undo, de Anni Be Sweet, a la que tenía como musa, y así se dio forma a My Sweet Chaos como marca.

Tantas cosas más, se han hecho con flamenco de fondo, con las lágrimas y bailecillos que me provocan, según el momento, los quejíos de La Paquera de Jerez, Camarón, Marina Heredia o Bambino… Algún collar en especial se llevó a cabo en este campo que tanto admiro.

Las buenas recomendaciones de mi entorno más cercano, y los inevitables lazos de cada canción con los recuerdos, siguen haciendo que la música vaya inmersa en la mayoría de las creaciones. En el anterior post mencionaba a la cantautora Melody Gardot, que hace un par de años me dio a conocer mi tío Pablo, que siempre me enseña buena música. Y es que una de las cosas que más me enganchan a este arte, es cuando junto a la recomendación, me cuentan una historia interesante implicada. Mi tío me contó la historia de Melody Gardot, me señaló el fantástico estilo y delicadeza con la que compone, su puesta en escena, y yo que siempre he sido muy de comulgar con el gusto de Pablo, pues me quedé maravillada, y López de Haro, para la novia Reina Claudia hizo su salida con el tema If the stars were mine.

Mel, Pinterest. Toti Ferrer.jpg

Melody Gardot por Toti Ferrer.

A veces no importa qué estilo o a qué momento agarrarte, importa saber canalizar las experiencias, utilizarlas para dar salida a un proyecto, y la música invita a que la creatividad aflore.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s